El Comité Central Menonita (CCM, por sus letras en inglés MCC), es un ministerio mundial de las iglesias anabautistas, que comparte el amor de Dios y su compasión por todos en el nombre de Cristo respondiendo a las necesidades básicas humanas y trabajando por la paz y la justicia. El MCC participó desde los primeros años en el trabajo de asesoramiento con los indìgenas en el Chaco Central. En 1946, los indìgenas solicitaron a los colonos menonitas de habla alemán un lugar donde quedarse. Esta solicitud dio inicio a un proyecto de asentamiento de gran envergadura bajo la cooperación y ayuda del CCM de América del Norte. El CCM encargó a las colonias menonitas con la fundaciòn de un organismo responsable del proyecto, del cual surgió posteriormente la ASCIM. Una gran parte de la compra de tierras destinadas a los pueblos indígenas fue financiado por el CCM. Actualmente, esta organización internacional tiene participación en el programa de becas de la ASCIM.

La Organización Internacional Menonita (IMO) tuvo considerable participación financiera especialmente en la adquisición de tierras para los indígenas durante los primeros años de la ASCIM. Más tarde, esta ayuda económica se redujo, especialmente porque las iglesias del Chaco se estructuraron y fueron capaces de autofinanciar gran parte del trabajo. IMO se compuso de cuatro organizaciones menonitas de países europeos: MH de Alemania, DWW de Países Bajos, SMM de Suiza y CdS de Francia. En Noviembre de 2016, la IMO decidió disolver la estructura formal de la organización, lo que sucedió con el cincuentenario en octubre 2017. La cooperación entre las cuatro organizaciones europeas se mantiene informalmente y el programa de beca se sigue manejando por medio de la estructura legal de la Organización Menonita MH de Alemania. Por medio de esta cooperación, ASCIM recibe becas para 58 alumnos del internado en el Centro Educativo Indígena Yalve Sanga. Este aporte cubre aproximadamente 10 % de los gastos escolares para estos alumnos.

FUNDACIÓN TRES COLONIAS (FTC)

La fundación fue creada el 8 de noviembre de 1999 con domicilio en Filadelfia como una entidad civil sin fines de lucro con los socios fundadores:

Sociedad Civil Chortitzer Komitee con una representación de 16 votos (variable),

Asociación Fernheim con una representación de 7 votos (variable),

Asociación Colonia Neuland con una representación de 4 votos (variable),

quienes se reunieron con el objetivo de intercambiar ideas sobre la conveniencia y con el propósito de realizar el bien común, mediante actos de beneficencia destinados para el fomento de la cultura, las ciencias y la técnica en todos sus aspectos.

Los objetivos específicos de la fundación son los siguientes:

  • Apoyar iniciativas de cooperación y seguimiento económico a grupos marginados y necesitados por intermedio de proyectos de vecindad, que promuevan la asistencia técnica en programas de organización social.
  • Buscar e intermediar fondos financieros donados por individuos, empresas, instituciones u organizaciones caritativas locales, nacionales e internacionales a favor de grupos marginados y necesitados dentro del territorio de la República del Paraguay y en particular a grupos indígenas asistidos por la ASCIM.

La fundación está compuesta de los siguientes órganos:

  • Asamblea General de Miembros se reune una vez al año dentro de los cuatro primeros meses siguientes al cierre del ejercicio.
  • Junta de vigilancia designada anualmente por la Asamblea de Miembros. Son atribuciones la verificación del estado patrimonial y contable de la fundación, así como la vigilancia y fiscalización de la gestión general del Consejo de Administración y del Director Ejecutivo.
  • Consejo de Administración compuesto por 3 miembros titulares, quienes son los presidentes de las asociaciónes fundadores. Su atribución es la de administrar y dirigir. El Consejo de Administración se reune por lo menos dos veces al año. Entre ellos eligen presidente, tesorero y secretario. Además designa un director ejecutivo de la fundación, quien será el responsable de las actividades administrativas y ejecutivas de la fundación, así como de la implementación y ejecución de las resoluciones del Consejo de Administración.

 

(Fuente: estatuto de 8/11/1999)

El Sistema de Ayuda Mutual Hospitalaria (AMH) para la atención médica integral y especializada de la población indígena del Chaco cubre parte de los gastos hospitalarios de los mismos. Teniendo en cuenta la realidad y especificidad de los pueblos indígenas, sus condiciones económicas, geográficas, sociales y culturales, la AMH funciona en forma descentralizada habilitando Cajas AMH por grupos, etnias u otra clase de organización, atendiendo las particularidades y especificidades de la contratación de la mano de obra indígena de la región para la aplicación eficiente del Sistema. El registro de las personas aseguradas, cada Caja lleva por medio de la expedición anual de una “Libreta del Sistema de Ayuda Mutual Hopitalaria AMH” que especifica los datos personales y familiares del asegurado. Esta libreta registra los aportes realizados a la AMH y tiene que presentarse a la hora de requerir un servicio médico.

Los aportes a las Cajas se realizarán con los siguientes porcentajes y condiciones:

  • el empleador como el empleado y sus familiares aportarán para la Caja. El empleador aportará el 10% (diez por ciento) del sueldo bruto abonado a su empleado. El empleado aportará a la Caja el 5% (cinco por ciento) del sueldo bruto recibido;
  • el agricultor indígena no empleado aportará el 5% (cinco por ciento) de sus ingresos brutos provenientes de la agricultura y la ganadería. Las comunidades indígenas aportarán el 5% (cinco por ciento) de sus ingresos brutos generados por la producción en las chacras y estancias comunitarias para la Caja;
  • los productores y compradores de las manualidades y artesanías indígenas pagarán el 15% (quince por ciento) de los ingresos percibidos. El productor pagará sus 5% (cinco por ciento) a la entrega de la mercancía y el restante 10% (diez por ciento) lo pagará el comprador con la liquidación a través de la orden de pago.

Las Cajas prestan los siguientes servicios y beneficios a sus asegurados:

  • atención médica integral, prevención, capacitación y especialización para los indígenas y sus familias;
  • cubrir parte de los gastos resultantes de tratamientos e intervenciones médicas;
  • mediar para la obtención de los medios necesarios de derivación a centros médicos estatales y privados con mejor infraestructura o especializados de la región, de acuerdo con la gravedad de los casos médicos;

Las Cajas no prestan el servicio de jubilaciones y pensiones y no cubre las indemnizaciones en casos de accidentes, las cuentas hospitalarias de accidentes de tránsito, anteojos, trabajos dentales y gastos funerarios y de sepelio como tampoco los tratamientos como consecuencia del consumo de alcohol, drogas o prostitución, así como las lesiones corporales causadas por violencia.

    La administración de cada Caja AMH queda a cargo según el Decreto Reglamentario N° 11046/07 de un representante del pueblo (empleados) y por un representante de la patronal (empleador). Además, las cajas se organizan en Grupos de Caja, término que conglomera a las cajas con el mismo grupo de patrones. Vía Decreto reglamentario fueron designados la ASCIM, la Colonia Menno, la Colonia Neuland y la Colonia Fernheim como grupos patronales de la AMH.

    Para el control de la administración y la gestión del Sistema, se estableció una Unidad Técnica y Administrativa (UTA), la cual está a cargo de la ASCIM (designado por resolución del INDI Nº. 320/07). Son deberes y atribuciones de la Unidad Técnica y Administrativa:

  • el control de la administración de las Cajas AMH;
  • establecer los lineamientos y condiciones para el funcionamiento de las Cajas AMH;
  • intervenir las cajas AMH en caso de encontrarse alguna infracción o incumplimiento de las normas establecidas en esta Ley y su reglamentación, y presentar denuncias ante las autoridades judiciales con los antecedentes del caso;
  • proporcionar los medios técnicos y asistencia necesaria a las Cajas para su eficiente Gestión; y,
  • mediar ante los aportantes en caso de constatarse incumplimiento de los aportes para la regularización de los mismos.

 

La Unidad Técnica y Administrativa, "UTA",  es el órgano encargado por Ley Nº 3050/2006 para el control de la administración y la gestión del Sistema de Ayuda Mutual Hospitalaria (AMH), la cual está a cargo de la ASCIM (designado por resolución del INDI Nº. 320/07). Son deberes y atribuciones de la Unidad Técnica y Administrativa:

  • el control de la administración de las Cajas AMH;
  • establecer los lineamientos y condiciones para el funcionamiento de las Cajas AMH;
  • intervenir las cajas AMH en caso de encontrarse alguna infracción o incumplimiento de las normas establecidas en esta Ley y su reglamentación, y presentar denuncias ante las autoridades judiciales con los antecedentes del caso;
  • proporcionar los medios técnicos y asistencia necesaria a las Cajas para su eficiente Gestión; y,
  • mediar ante los aportantes en caso de constatarse incumplimiento de los aportes para la regularización de los mismos.

Con el objeto de "servir como medio de contacto y comunicación entre la comunidad empresarial del país y las colonias agrícolas indígenas, en la común tarea de elevar la calidad de vida de estas últimas", se ha organizado, como un "joint venture" entre ASCIM y Comunidades Indígenas, una asociación civil de bien común, sin fines de lucro, bajo la denominación de "Fundación Indígena para el Desarrollo Agropecuario", legalmente reconocido por Decreto N° 16080 en 1997.

Mantiene programas en los sectores de comercialización, de créditos y de servicios varios. En lo comercial, realiza compras y ventas de productos e insumos agropecuarios y de consumo. Para ello posee un depósito central en Yalve Sanga, Chaco Central. Asimismo mantiene un servicio de repartición de mercaderías a unos 12 almacenes asociados. En lo financiero, FIDA mantiene un fondo rotativo para la siembra, que anualmente es aprovechado por las comunidades asociadas, quienes a su vez lo prestan a sus socios para promover la producción de cultivos de consumo y de renta.  Por último, FIDA mantiene una serie de servicios que tienen por f n apoyar las gestiones económicas de las comunidades. Así presta servicios maquinarias para el desmonte, limpieza de pasturas y la excavación de tajamares. En líneas de capacitación, pone sus servicios de contabilidad y acompañamiento de almacenes a disposición de las comunidades, fomentando así un importante proceso de ensayos para el gerenciamiento comercial y la administración comunitaria.

El Departamento Agropecuario de la ASCIM coopera de manera estrecha con la Fundación Indígena para el Desarrollo Agropecuario,  FIDA. Se realiza mensualmente reuniones de informaciones con los directores de las diferentes secciones como también sesiones mensuales del Consejo Administrativo. 

Centro de Compras: Los almacenes de consumo de las comunidades indígenas reciben de FIDA los artículos de consumo a precios favorables. Se hace las compras de los vendedores mayoristas después de haber recibido los pedidos de mercaderías de los almacenes de las comunidades. FIDA organiza también la distribución de la mercadería y la recepción de los productos agrícolas, su almacenamiento y la venta en las comunidades indígenas.

Parque de Maquinarias:  FIDA tiene a su cargo un parque de maquinarias y ofrece diferentes servicios con las maquinarias en las comunidades indígenas. Se realiza según las necesidades trabajos de desmonte, construcción de tajamares y el trabajo de mantenimiento de los piquetes en las comunidades como también se cuida y mantiene los caminos en las comunidades y entre las comunidades. 

Fondo de Créditos

  • Fondo de créditos para la agricultura: FIDA facilita créditos con intereses favorables para los agricultores indígenas y asesora a los agricultores indígenas en la administración, el empleo y el control de los créditos. Así reciben los agricultores indígenas enseñanza y asesoramiento acerca de la documentación, la aplicación y el reembolso de los créditos.

  • Fondo de créditos para la ganadería (Profinca 5F): FIDA facilita una línea de créditos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, con la denominación Profinca 5 F a los agricultores indígenas. En este marco son grupos de 5 familias que solicitan un crédito para la producción ganadera. Las solicitudes de los grupos de interés serán presentadas al Consejo Administrativo el cual los estudia, aprueba o rechaza. De parte de los técnicos se hace visitas periódicas a estos grupos, en las cuales se asesora acerca de la realización de los diferentes pasos del trabajo y también acerca de la compra y venta de animales. Cada año se invita para una reunión, en la cual se presenta la marcha financiera durante el año y se habla acerca del reembolso de los créditos. También se elabora en esta oportunidad un presupuesto para el próximo año. Lastimosamente, este crédito de la BID fue una oportunidad única. Las devoluciones de los créditos no alcanzan para cumplir con todas las solicitudes entrantes.

Dispensario de combustible (Surtidor): FIDA provee combustible y aceites para el parque de maquinarias y las comunidades indígenas. Según necesidad se hace también el reparto de combustible y de aceites a las comunidades y a otros clientes.

Panadería: FIDA es propietario de una panadería en Yalve Sanga que hace la provisión a los almacenes de consumo con los productos de la panadería de buena calidad.  También se hace y se reparte productos a pedido de acuerdo a las demandas de los almacenes de consumo.

FIDA          FRICC          UTA          AMH Grupo de Cajas Ascim          FTC          IMO          MCC

Contacto

Ubicación:
Yalve Sanga (Oficina Central)
 
Casilla de Correo:
ASCIM
Filadelfia, 40
9300 Fernheim
Paraguay
 
Contacto:
Tel. 0491 432231
Cel. 0981 484 975
Email: info@ascim.org
Áreas específicas

Boletín de Noticias