La Huerta

Escrito por

El plan de un centro de capacitación para jóvenes indígenas fue gestionado por primera vez en el año 1975 por los mismos líderes de la Junta Directiva Indígena, FRICC (Federación Regional Indígena del Chaco Central). Surgía de una necesidad muy presente en aquel entonces de encontrar una alternativa al Servicio Militar Obligatorio, necesidad que posteriormente, con la sanción de la nueva Constitución nacional del 1992, quedó superada, ya que su Artículo 67 exonera a los indígenas de dicha obligación.

Las deliberaciones posteriores pusieron al tapete una serie de otras necesidades que todas urgieron un trabajo organizado con la juventud indígena:

• Enajenamiento de los jóvenes de las labores agropecuariaos, quienes solían abandonar las chacras de sus padres a favor del trabajo asalariado.

• Limitadas oportunidades para seguir en el proceso de la educación formal.

• La necesidad de capacitar a futuros colonos, siendo la explotación agrícola la opción más viable de subsistencia a largo plazo.

• Promoción de capacidades personales con miras de una elección posterior de una carrera profesional.

• Formación de técnicos agropecuarios para participar en el etnodesarrollo de las comunidades.

El Centro de Capacitación Agrícola “La Huerta”, también llamado popularmente “Escuela Agrícola”, está funcionando en forma ininterrumpida desde agosto del año 1983. En su primer año funcionó en un terreno prestado en Pozo Amarillo, y en agosto de 1984 fue trasladado a su sitio actual, ubicado entre las tres comunidades de Casuarina, Campo Largo y Campo Alegre. (LINK ZU GOOGLEMAPS)

En su fase inicial fue financiada completamente por la agencia de cooperación internacional holandesa ICCO. A dos años de su existencia comenzó a cobrar cierto apoyo financiero del Ministerio de Agricultura y Ganadería, lo que fue completado con aportes posteriores de la Gobernación de Boquerón y con rubros del Ministerio de Educación y Ciencias. Paralelamente, la ASCIM invirtió en una producción ganadera sobre tierras de la escuela, que llegó a cubrir la mayor parte de los gastos operativos y de mantenimiento de la institución.

Hoy en día, LA HUERTA es una institución privada, subvencionada por el Estado, reconocida por resoluciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería y del Ministerio de Educación y Ciencas: La Resolución Nº 69 del 30 de marzo de 1984 del Ministerio de Agricultura y Ganadería reconoce La Huerta como un “Centro de Capacitación Agrícola” que capacita “prácticos rurales”. El Decreto Nº 10255 establece las orientaciones de la política educativa del Ministerio de Agricultura y Ganadería en lo que respecta a la enseñanza agropecuaria y forestal. La Resolución Nº 67 del 15 de marzo de 2005 del Ministerio de Educación y Ciencias por la cual se autoriza la apertura del nivel medio en La Huerta.

La Huerta está calificada para recibir subvenciones del Estado paraguayo a través de los rubros correspondientes del Ministerio de Educación; por medio de los aportes que da el Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Gobernación de Boquerón a las escuelas agrícolas; como institución sin fines de lucro con una función social en zona de riesgo (estipulado en los artículos 63 al 67 de la Ley General de Educación).

 

LA HUERTA dispone de un terreno de poco más de dos mil hectáreas, que, según su calidad, es representativo de la zona. Es propiedad legal de la ASCIM, y fue destinado para ensayos y para la auto sustentación de la escuela agrícola. El equipamiento de LA HUERTA se orienta en una tecnología mediana mixta: se practica tanto el trabajo corporal como también mecanizada. Todas las herramientas y el modelo de su empleo, deben reflejar el marco de lo que será posible llevar a cabo en las comunidades.

Los animales domésticos constituyen una parte integral del equipo de enseñanza. Se familiariza a las estudiantes con el manejo de caballos, vacunos, ovejas, cerdos, gallinas, abejas, y otros más según el desarrollo económico de la zona.

El mantenimiento de la infraestructura de edificios, caminos, alambrados, provisión de agua, pasturas, etc constituye asimismo parte integral del programa de estudio de LA HUERTA.

Todos los estudiantes tienen amplias oportunidades para practicar las diferentes destrezas campesinas: trabajar la chacra, manejar animales domésticos, ensayar manualidades. Los dos programas incorporan estas actividades, de maneras diferentes en sus programas de estudio a través de tareas diarias, turnos de servicio, prácticas de medio día, proyectos de experimentación, lotes de ensayo llevados en forma individual, pasantía de verano, etc.

OBJETIVOS:

Los objetivos de La HUERTA a largo plazo son los siguientes:

• Contribuir a un sano etnodesarrollo de las comunidades indígenas del Chaco Central

• Orientar y capacitar a la generación joven indígena en su adaptación sociocultural al medio ambiente actual del Chaco Paraguayo

• Promover la reintegración de los jóvenes hacia la vida comunitaria de sus familias, comunidades, iglesias.

Los objetivos a corto plazo son:

• enseñar a los jóvenes los conocimientos básicos de las ciencias agrícolas y ganaderas.

• Entrenar en técnicas agropecuarias, labores campesinas y manualidades diversas.

• Ayudarles a los jóvenes a ser reintegrados en áreas productivas de sus comunidades.

• Orientar hacia una equilibrada participación tanto en la comunidad indígena como también en la vida de la nación.

• Promover opciones de seguir el proceso de educación formal.

• Fomentar una concientización y orientación con miras de elección de un oficio.

• Formar técnicos agropecuarios para servir al etnodesarrollo de sus comunidades.

 

LA HUERTA ofrece dos programas de formación: Práctico Rural y Bachillerato Técnico Agropecuario.

Bachillerato Técnico Agropecuario

El perfil profesional del Bachillerato Técnico Agropecuario pretende una formación técnica, ética y humanística, que le permita alcanzar las competencias para incorporar y desarrollar, en una explotación agropecuaria familiar o empresarial, pequeña o mediana según las características socioculturales comunitarias y ecológicas regionales, las funciones de: planificación y gestión

Práctico Rural

El programa “práctico rural” fue iniciado en el año 1983, participando alrededor de 20 comunidades indígenas del Chaco Central. Se recibe a hombres jóvenes entre 15 y 19 años que en algún momento han dejado de asistir a escuelas formales. Hasta ahora, unos 1.100 jóvenes han aprovechado esta formación de dos años.

El programa ofrece una preparación práctica para los futuros agricultores: consumo propio, ganadería, avicultura, apicultura, productos de renta, reforestación. Además se capacita en una amplia paleta de manualidades: construcción de casas, alambrados, corrales; albañil, carpintería, mecánica, herrería y electricidad.

Para esta formación no se necesita cumplir exigencias académicas. La gran mayoría de los estudiantes ha terminado el cuarto año de primaria, otros son analfabetoas y otros han terminado el sexto grado en una escuela aldeana. Para alzar el nivel educativo se enseña a las tardes en cuatro niveles un programa diferenciado de enseñanza para adultos. Especial énfasis se brinda a la lengua castellana, a matemáticas y ciencias sociales. Los estudiantes avanzados pueden terminar de esta manera de modo formal su Educación Escolar Básica (9º grado).

La enseñanza la reciben de parte de docentes de  latino paraguayos, indígena y alemana, que se formaron en parte en la Centro de Formación Profesional (CFP) de Loma Plata. Los gastos de los sueldos se cubren en gran parte con los ingresos propios, ya que la escuela maneja una ganadería con aproximadamente 850 animales vacunos. Los estudiantes pagan un pequeño aporte anual; además colaboran con su trabajo en la huerta, en el tambo y en el trabajo con el ganado.

FIDA          FRICC          UTA          AMH Grupo de Cajas Ascim          FTC          IMO          MCC

Contacto

Dirección y Contacto

ASCIM
Calle Trébol c/ Hindenburg
Filadelfia, 40
9300 Fernheim
Paraguay
  
Tel. 0491 432231
Cel. 0981 869196
Email: info@ascim.org
Áreas específicas

Boletín de Noticias