Culturas en Interacción




Detalles:
Se trata de una evaluación antropológica exhaustiva de las experiencias que todos vivimos en el contexto del encuentro interétnico. La intención del autor es documentar un proceso compartido por los actores de los diferentes pueblos chaqueños y evaluar las lecciones aprendidas con miras a su aplicación en la búsqueda de formas siempre más satisfactorias de cooperación y convivencia.

El Capítulo 1 del libro es dedicado a algunos conceptos y procesos antropológicos, mostrando cómo se plasman en la realidad chaqueña. Se pretende partir de la teoría, para llegar a la práctica. De esta forma, se introduce el marco temático del libro: cómo actúan en forma dinámica las culturas para crear las condiciones que favorecen a la supervivencia y la convivencia.

El Capítulo 2 comienza con una “excursión mental atrevida” hacia las cosmovisiones de los pueblos aborígenes chaqueños, utilizando categorías propias de la antropología. La meta es interpretar cómo emanan de estos “mapas mentales” los valores culturales que, hasta hoy en día, guían las acciones de sus pueblos. Luego se sintetizan los valores propios de los pueblos neochaqueños (latino-paraguayo y germano-mennonita), estableciendo una comparación entre las diferentes tradiciones y los nuevos valores de la cultura nacional emergente; todo esto, con el objetivo de entender los desafíos de la interacción cultural chaqueña.

Teniendo en cuenta que los primeros contactos prolongados entre aborígenes chaqueños y neoamericanos se desarrollaron entre misioneros cristianos y pueblos indígenas, el Capítulo 3 dedica un amplio espacio al análisis de la “interacción cultural” que tuvo lugar en este ámbito. Se hace un esfuerzo en interpretar en qué consistían los sistemas religiosos indígenas, tanto sus creencias como sus prácticas. A continuación, las obras de cinco organizaciones misioneras son examinadas, tratando de descubrir, en cada caso, cómo era la reacción indígena ante la prédica cristiana. La última parte evalúa el encuentro de los diferentes sistemas religiosos desde las perspectivas de varias corrientes antropológicas.

El Capítulo 4 sigue analizando el encuentro indígena con los nuevos sistemas de explicación del mundo contemporáneo. La metodología aplicada es la de resumir, en cada caso, los sistemas explicativos indígenas tradicionales, para luego describir las experiencias que fueron acumuladas en el proceso de adoptar nuevos conocimientos y prácticas, o de adaptar las estrategias tradicionales a los nuevos modos de vivencia. De esta forma, se analizan las áreas de la educación, la salud y la organización social.

El Capítulo 5 intenta escenificar la ecología chaqueña y la relación del hombre autóctono chaqueño con su medio ambiente, tanto en el pasado como también en el presente. Se emplea el marco teórico de la antropología económica. La dramática lucha por la sobrevivencia está en el centro de la atención. Gran parte del análisis es dedicada a la intervención externa para una cooperación con las comunidades indígenas, evaluando lecciones aprendidas e infiriendo proyecciones de etnodesarrollo en proceso. 

El desafío y las perspectivas de la convivencia interétnica son el tema del Capítulo 6. Se analiza la historia de las relaciones interétnicas, demostrando cómo ciertos traumas históricos y etnocentrismos del presente siguen desequilibrando la armonía interétnica. Lecciones internacionales sobre etnicidad y conflictos y mediaciones interétnicos son analizadas para aplicar lo aprendido a la situación chaqueña. Por último, son analizados los diferentes paradigmas de la sociedades regional, nacional e internacional, que se relacionan con la convivencia interétnica, proyectando sus respectivos procesos de transformación para entender mejor el posible futuro de las relaciones interétnicas chaqueñas.

(Fuente: Wilmar Stahl, Informe Anual ASCIM 2007)