Salud

 

Situación de la salud indígena

En el marco de la cooperación Comunidades- ASCIM, existen esfuerzos múltiples que buscan mejorar la salud, prioritariamente en el área preventiva. Una gran parte del tiempo del personal va hacia la preparación y realización de campañas de vacunación, de controles de embarazadas y de niños, de visitas a domicilio para promover la higiene y la buena alimentación, y a la concientización de líderes comunitarios.

Las enfermedades que más afligen a los aborígenes incluyen las infecciones respiratorias, la tuberculosis, la parasitosis con la consecuente anemia, y la malnutrición en los niños. En todas estas áreas, se puede notar una mejoría en los últimos 25 años de trabajo sistemático. El ejemplo más llamativo sería la tuberculosis, la cual padecía el 10% de la población en 1968, y en los últimos años menos del 0,5%. Sin embargo, sigue siendo una amenaza que no se puede subestimar y contra la cual se sigue luchando tenazmente.

La mortalidad general, en las comunidades agrícolas que mantienen un convenio de cooperación con la ASCIM, es de 6 por 1.000, la tercera parte de la tasa de hace 25 años. Con una natalidad de aproximadamente 26 por 1.000 - y esto a pesar de ofrecerse un programa de planificación familiar - se tiene una población con un crecimiento anual normal del 2%.

La infraestructura básica de la ASCIM, para llevar a cabo este programa de salud, consiste en un centro de salud en Yalve Sanga y unos 16 puestos de salud localizados en las principales zonas de asentamientos indígenas. El centro de Yalve Sanga, además de ser la central administrativa y funcional del programa, también sirve como hospital de referencia y centro de entrenamiento para el personal indígena, que comprende la mitad de toda la fuerza viva, y que incluye 2 dentistas, 2 laboratoristas, y unos 20 promotores de salud. Estos, después de haber cursado un estudio de tres años, están capacitados en todas las áreas de salud pública, como también en enfermería y el arte de diagnosticar y tratar las enfermedades.