Producción

 

Asesoramiento de Producción Agropecuaria

El programa de producción de la ASCIM tiene como objetivo el mejoramiento de las condiciones de vida de las familias indígenas. El objetivo se quiere alcanzar mediante el mejoramiento de la provisión de alimentos y por medio del aumento de los ingresos financieros.  La sección de los servicios de asesoramiento agropecuario coordina todo el esfuerzo con la meta y la orientación, que el trabajo sea comprendido como un servicio al prójimo.

Tradicionalmente, los pueblos chaqueños eran cazadores y recolectores, quienes se relacionaban con la naturaleza de acuerdo a principios de armonía y sostenibilidad. Su seguro económico se basaba en la diversifi cación de productos de recolección, y en la costumbre de compartir los víveres con todos los parientes.

Hasta hoy, estos principios rigen la vida económica de los colonos indígenas. Buscan la diversifi cación por medio de una amplitud de opciones modernas: huerta familiar, cultivos de renta, ganadería menor y mayor, changas en establecimientos vecinos, contratos de trabajo en los ramos de ganadería, construcción, y servicios varios. La continuidad cultural se da en el sentido de que los grupos de familias utilizan estas opciones diversificadas para sufragar las necesidades comunes, compartiendo los víveres entre todos sus miembros.

En este contexto, el Servicio de Extensión Agropecuario (SEAP) de la ASCIM está acompañando a los colonos indígenas tanto en la búsqueda de opciones factibles de subsistencia, como también en el ensayo y el desarrollo de las mismas. Dirige su atención a los cultivos de subsistencia (batata, zapallos, sandía, mandioca, maíz, frutales, etc.) complementando con algunos cultivos de renta como algodón, sésamo y poroto. Últimamente, el sésamo está ocupando el lugar número uno, y la producción indígena de este rubro ha logrado una buena aceptación en el mercado internacional. Se promueve, asimismo la avicultura, la cría de cabras y ovejas, la apicultura, y sobre todo, el desarrollo de la ganadería, pilar de la economía moderna chaqueña.

Los trabajos del programa de producción de la ASCIM se realizan desde la oficina central del Servicio de Extensión Agropecuaria, SEAP, en Yalve Sanga. Esta oficina es una sucursal de la oficina central de ASCIM con sede en Filadelfia. Sirve como lugar de contacto de las diferentes secciones de trabajo y de aquí se organizan los siguientes servicios para la población residente en Yalve Sanga: Servicios de fotocopia, comunicación telefónica, correo, luz y provisión de agua, recogida de basuras, mantenimiento de las calles y cuidado de los parques públicos. 

En esta oficina están también las instalaciones para la Radio “La Voz del Chaco Paraguayo” que son empleados para la instrucción, enseñanza y los servicios de noticias.

La organización productiva se ajusta a las preferencias de los varios grupos étnicos; hay unidades de producción individual, en base de grupos de parientes o a nivel comunitario (base de pre-cooperativas). El apoyo al proceso se da con el empleo de asesores agropecuarios, quienes capacitan a los pequeños productores en el campo, y asesoran en los servicios comunitarios, tales como el funcionamiento de los parques maquinarias, los créditos de producción, y la comercialización. 

Hasta la fecha, la ASCIM pudo asegurar, para comunidades indígenas, unas 150.000 hectáreas de tierras y participar en la fundación de 14 colonias agrícolas. Sin embargo, varias de estas comunidades no cuentan todavía con un mínimo territorial como para asegurar la subsistencia a larga vista. Por lo tanto, sigue el proceso de acompañar las gestiones comunitarias a favor de más tierras. Una vez asegurado un terreno, y cuando la comunidad cuente con su personería jurídica, el título es transferido a nombre de la misma.